La UNESCO propone que se incluya educación LGTB en las escuelas para luchar contra el acoso