Las mentiras sobre el feminismo para atacar a las mujeres

Publicado: Domingo, 23 Diciembre 2018 Escrito por administrador Imprimir Correo electrónico
 Desde el fortalecimiento del mensaje feminista, el machismo está respondiendo con el negacionismo y la tergiversación sobre los derechos de la mujer. 
 
Efectivos de la Guardia Civil custodian la casa donde vive Bernardo M., detenido por su presunta implicación en el crimen de Laura Luelmo | EFE
 
 

La Guardia Civil custodia la casa de Bernardo M., detenido por implicación en el asesinato de Laura Luelmo | EFE

Con cada ola feminista existe una respuesta patriarcal contundente. Y esta se desarrolla, con especial intensidad, en los medios de comunicación. El mensaje es poder y el machismo (y, en concreto, el neomachismo) está adaptando mil y unas formas para desvirtuar, manipular y confundir sobre cuestiones básicas de los derechos de la mujer. El fin no es otro que dar pasos atrás en el avance del feminismo.

Las redes sociales son soporte de varias páginas en las que se difunden informaciones falsas. Un reciente informe del CAC (Consell de l’Audiovisual de Catalunya) ya alertaba de cómo la desinformación y las noticias falsas sobre género perjudican a la imagen de las mujeres y refuerzan su discriminación. Para ello se valen de todas las técnicas, aunque eso pase no solo por negar el mensaje, sino por manipular o inventar datos y fuentes de referencia, como se reflejaba en el informe. También se suma la estrategia de partidos políticos, como Vox, quienes han usado las redes sociales para expandir sus ideas contra los derechos de la mujer, así como alternativas para llegar a la juventud.

Frente a opiniones sin fundamento, se impone contrastar las fuentes y aportar datos oficiales. Y todos quitan la razón a las ideas machistas que se difunden con rapidez. Las cifras oficiales apuntan a la manipulación que, desde diversas áreas y desde partidos políticos, se establecen en contra de las mujeres. Porque tampoco pueden olvidarse frases de otros líderes del Partido Popular o de Ciudadanos, que prevén políticas alejadas de las necesidades y derechos conquistados por las mujeres. En Público repasamos y negamos algunas de esas falsas noticias que llegan a nuestros móviles y redes.

“La violencia de género no existe y su ley es anticonstitucional”. FALSO

Es la frase machista por excelencia. La violencia de género es la máxima expresión de la desigualdad y discriminación que sufren las mujeres en la sociedad en distintos ámbitos. Así lo reconocen diversos tratados internacionales suscritos por nuestro país en las últimas décadas.

Por ejemplo, la Convención sobre la Eliminación de todas las formas de Discriminación Contra la Mujer (CEDAW), subraya que esa discriminación viola los principios de la igualdad de derechos y del respeto de la dignidad humana".  Por eso pide a los países  que adopten "todas las medidas apropiadas, incluso de carácter legislativo, para asegurar el pleno desarrollo y adelanto de la mujer, para garantizar su ejercicio y el goce de los derechos humanos y las libertades fundamentales en igualdad de condiciones con el hombre".

Según el Convenio de Estambul, la violencia de género es uno de los mecanismos sociales clave por los que se mantiene a las mujeres en una posición de subordinación respecto a los hombres

También el Convenio de Estambul, el documento emanado del Consejo de Europa y ratificado por nuestro país en 2014, reconoce que la violencia contra las mujeres es una manifestación de desequilibrio histórico entre la mujer y el hombre que ha llevado a la dominación y a la discriminación de la mujer por el hombre, privando así a la mujer de su plena emancipación. También reconoce que la "naturaleza estructural de la violencia contra las mujeres está basada en el género", y se trata de uno de los mecanismos sociales clave por los que se mantiene a las mujeres en una posición de subordinación con respecto a los hombres". Concluye que "las mujeres y niñas están más expuestas que los hombres a un riesgo elevado de violencia basada en el género".

Lo que no existe es la “ideología de género”, acuñado en su origen por el Vaticano y expandido por la derecha, en contra de los derechos feministas. 

Esta misma semana los datos del Consejo General del Poder Judicial mostraron que cada día se recogen cerca de 500 denuncias AL DÍA por violencia de género. La ley 1/2004 es constitucional y no discrimina a los hombres. Así quedó contemplado en el fallo del Tribunal Constitucional en 2010. Por lo tanto, la derogación de la ley por ser, según algunos partidos, anticonstitucional, queda en saco roto ya que el tribunal se pronunció a su favor. Esta ley no solo tiene ya reconocimiento para las mujeres víctimas de violencia de género, sino también contempla como tales a los menores.

“Hay más hombres asesinados por mujeres, que mujeres asesinadas por hombres”. FALSO

Un informe del Ministerio del Interior de hace unos días lo dejaba claro: los hombres asesinados en España mueren en reyertas (1 de cada 3) y las mujeres por la violencia de género (1 de cada 2). Esa es la gran y básica diferencia que marca la existencia de un problema de género: nos matan por ser mujeres. 

Con datos, con ciencia, y no con política por delante, se aportan cifras que echan abajo la idea extendida por redes, y por algunos políticos, de que los hombres también son asesinados en mayoría por las mujeres.

De los 871 autores de homicidios contabilizados en ese estudio del Ministerio del Interior, 778 eran hombres (89,32%) y 93 mujeres (10,68%). De las 661 víctimas mortales contabilizadas en este estudio, 406 eran hombres (61,42%) y 254 mujeres (38,43%). El informe subraya que el 77,76% de las mismas han sido homicidios interpersonales, donde se aprecian grandes diferencias debidas al género: “mueren más hombres por discusiones o reyertas y por violencia doméstica que mujeres; mientras que el principal tipo de muerte de mujeres es la violencia de género”. También apunta que, en todos los homicidios relacionados con actividades criminales, mueren más hombres que mujeres, excepto en los casos de prostitución donde, en mayoría, ellas son las asesinadas.

Otro apunte es el dato que ofrecen sobre la relación previa entre la víctima y el autor, en función del sexo de ambos. Cuando el autor del delito es hombre, son víctimas el 61,72% de los hombres y el 27,77% de las mujeres. Es decir, ellos asesinan también más a ellos. De este resultado, el 10% asesina a sus cónyuges o parejas mujeres. En cambio, cuando la autora es una mujer, los asesinatos a sus cónyuges o parejas hombres son solo el 1,38%. Las mujeres cometen el delito, en mayoría, entre vecindad, conocidos o familiares.

“Las denuncias falsas dañan a millones de hombres”. FALSO

Es otro clásico del machismo que ha recobrado otro impulso, después de que Vox lo haya repetido sin cesar durante su campaña electoral en Andalucía. Los datos oficiales, y no opiniones personales, también tiran por la borda este argumento sin base. 

Para ello hay que acudir a la Memoria que cada año realiza la Fiscalía General del Estado. En la última memoria, con datos de entre 2009 y 2017, se registraron más de 1 millón de denuncias por violencia de género. Incluyendo las causas en tramitación, el porcentaje de denuncias falsas (96 casos) fue solo de un 0.01%. Por lo tanto, es una cifra insignificante que, ni por asomo, ataca a millones de hombres en nuestro país. Realmente, las afectadas que alcanzan las cifras del millón son las mujeres, como víctimas de esa violencia. Las escasas denuncias falsas, en el conjunto total, se pueden ver en la siguiente comparación. Ese minúsculo punto de color rojo y amarillo, que apenas se llega a detectar, es el equivalente correspondiente, en comparación con las denuncias totales presentadas.

Si nos centramos en los últimos datos de 2017, de 166.260, solo 2 fueron denuncias falsas, que representan un 0.001%. Además, la propia Fiscalía argumenta que “de esas 96 sentencias condenatorias, 55 lo han sido por conformidad de la acusada, el 57,21%. Nuevamente apreciamos, en este actuar, las características peculiaridades y aristas que plantea este tipo específico de violencia”, detallan en el informe. 

“Ha de rechazarse de forma contundente esta afirmación pues no sólo no responde a la realidad sino que, además, banaliza peligrosamente esta forma de delincuencia

Respeto a las denuncias falsas, una guía del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) señala que “ha de rechazarse de forma contundente esta afirmación pues no sólo no responde a la realidad sino que, además, banaliza peligrosamente esta forma de delincuencia, cuestionando el derecho de las mujeres que la sufren a obtener la tutela judicial efectiva”. 

También advierte que las sentencias absolutorias no significan que sean denuncias falsas, sino que ante la falta de pruebas (por ejemplo, difíciles de conseguir como el maltrato psicológico) prevalece la presunción de inocencia y “el principio “in dubio pro reo” obliga a dictar un fallo absolutorio”. Y, en caso de denuncia falsa, la acusada tiene una pena establecida en el Código Penal (art. 456). Por lo tanto, el hombre afectado por una denuncia falsa no queda desprotegido por la justicia. Hay que insistir en que el feminismo no dice que no existen mujeres que maltraten o cometan actos de violencia, sino que esos actos o agresiones no los comenten en base el género, ni la violencia de los hombres es estructural.

El propio CGPJ advierte, además, que “no existe ninguna norma procesal ni sustantiva que otorgue a las víctimas de la violencia de género una posición ‘privilegiada’ que les permita obtener ventajas, dentro del procedimiento civil, por el hecho de tener la consideración de presuntas víctimas de estos delitos”.

“La mayoría de los asesinatos a mujeres son realizados por extranjeros”. FALSO

La mayoría de los asesinatos machistas son realizados por hombres españoles, y no extranjeros, como reflejan los datos de Delegación del Gobierno para la Violencia de Género. Las cifras aquí expuestas son desde 2013, pero desde 2009 siempre se registra la misma pauta: mayoría de hombres españoles.

En el último informe del Ministerio sobre homicidios se demuestra que respecto a la nacionalidad de los autores de ese estudio, el 63,5% eran españoles. Entre los extranjeros, destacan los europeos (13,9%), seguidos de los americanos (11,9%) y los africanos (6,1%). 

El mismo informe apunta en el cruce de datos por nacionalidad de los autores y tipologías criminales, que la mayoría de extranjeros cometen actividades criminales en bandas o crimen organizado. Por el contrario, los españoles tienen más presencia en homicidios de tipo interpersonal, entre los que se incluye la violencia familiar y la violencia de género

Fuente:www.publico.es